Bicheando
Menu principal

El Otoño llega a Granada

El Otoño llega a Granada
Rincones
16/09/2016

Otoño es la estación preferida de Granada porque, claro, es la que mejor le sienta. Es la época en la que se viste de colores y luces cálidas que acompañan al clima que comienza a refrescar y empezamos a abrigarnos un poco. La Universidad comienza su curso, y el bullicio y movimiento de los estudiantes, vuelve a darle vida a la ciudad, que palpita como un corazón emocionado al recibir de nuevo a aquellos visitantes que, casi seguro, ya se sienten como si fueran de aquí. El té volverá a abrazarnos con su reconfortante calorcillo, con esa deliciosa sensación del primer sorbo cuando queremos entrar en calor. Los atardeceres anaranjados bañan con su luz la vista de la Alhambra, que reluce como el palacio dorado que es, y en breve, la blanca nieve cubrirá las cimas de Sierra Nevada como un suave y reconfortante manto que nos devolverá ese paisaje granadino del que estamos tan enamorados.

Además de ser un fruto característico de la provincia y tener un sabor delicioso, la granada es un potente antioxidante, por lo que se la considera una superfruta.

granada

Si Granada se caracteriza por algo, es por haber sabido mantener sus costumbres, tradiciones e historia en el día a día actual ya que, además de en apariencia, la ciudad y la provincia entera rebosan belleza gracias a esa esencia que han atesorado con celo y cariño sus habitantes durante toda su historia. Se convierte así, en una ciudad que, a pesar de cosmopolita y moderna, mantiene su carácter de siempre, una realidad presente en sus calles, en su gente y en su día a día.

destacadoEl otoño vendrá con caracolas, uva de niebla y montes agrupados. - Federico García Lorca

La celebración que da la bienvenida a esta época del año tan querida es la de la Virgen de las Angustias. Ayer mismo (día 15 de septiembre), tenía lugar la ofrenda floral ante la fachada de la Basílica, en la que miles de personas rinden culto a la patrona de la ciudad con flores que llevan a su presencia creando un mosaico de colores y olores que hacen las delicias de todo aquel que pase por el lugar. Este año, como novedad, se ha retomado la ofrenda aérea desde helicóptero de la base militar de Armilla. Durante los próximos días y hasta el día 25 de septiembre, tendrá lugar La Novena, nueve días dedicados a un intenso culto a Nuestra Señora de las Angustias en los que los más devotos, le pedirán favores.

ofrenda floral

Tras estas celebraciones, el último fin de semana de septiembre, se celebrará la procesión en la que nuestra patrona paseará por las calles de Granada. Una procesión en la que la Virgen parece traer a la ciudad el Otoño, ya que sus pasos van dando por inaugurada esta estación, igual que el Fuego Olímpico inaugura las Olimpiadas o los Cuervos Blancos, el Invierno. Este fin de semana se celebra también un evento que encanta a granadinos y visitantes: el Mercado de Otoño. En él, los colores y aromas del otoño son más que evidentes: los amarillos membrillos, el marrón de las avellanas y azafaifas o los caquis y persimmons, de ese naranja intensísimo. Aunque si hay una fruta que es el corazón del otoño en Granada, esa es, precisamente, la granada. Su exterior, áspero, hace contraste con las frescas y jugosas perlas de su interior, tan deliciosas tanto solas como acompañadas con cualquier cosa que se te ocurra (¡incluso migas!). Su color rojo intenso, refleja la pasión con la que a aquellos que conocemos Granada, vivimos y nos enamoramos de su embrujo.

frutas
frutas

Pero sin duda, hay una clara protagonista en este Mercado de Otoño y esta es la Torta de la Virgen. Un dulce que todos hemos probado y que, para visitantes, podríamos equipararlo a un Roscón de Reyes en la cultura que la rodea: una vez al año, artesanos (y ya incluso grandes superficies) venden sus Tortas de la Virgen, compradas por prácticamente cualquier granadino que se precie para disfrutar en familia. Para aquellos que no la conozcan, la Torta de la Virgen es una gran y deliciosa torta rellena de cabello de ángel y cubierta de azúcar que se prepara especialmente para celebrar esta época. Muchas familias tienen ya la suya preferida y cada año la compran en el mismo lugar. Los más valientes incluso se aventuran a preparar la suya y tanto es su éxito, que, con el tiempo, las más modernas tienen incluso diferentes rellenos, como chocolate o crema.

torta virgen

Aunque, como en toda la gastronomía tradicional, cada artesano tiene su propia receta, te dejamos una aquí por si te sientes motivad@ para probar a hacer la tuya.

Ingredientes

  • 700 gr de Harina de fuerza
  • 300 gr de Harina de repostería
  • 350 ml de Agua
  • 50 gr de Levadura fresca de panadería
  • 2 Huevos
  • 20 gr de Sal
  • 75 gr de Manteca de cerdo ibérica
  • 75 ml de Aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr de Azúcar
  • Ralladura de naranja
  • Cabello de ángel
  • Azúcar

 Preparación

  • Primero, en un recipiente grande, mezcla las dos harinas y haz un hueco entre ellas, como un volcán.
  • Luego, pon el agua a calentar en el microondas (con que esté tibia, sirve) y diluye en ella la levadura fresca. Añade la levadura al hueco de la harina junto a: la ralladura de naranja, la sal, los huevos, el aceite de oliva y la manteca.
  • Mezcla todo un poco y, ¡a pringarse! Toca amasar. Si tienes un robot amasador, será mucho más fácil, pero amasar a manos siempre tiene un encanto particular. Trabájala con paciencia y dedicación, tiene que quedarte una masa homogénea y suave.
  • Coloca la masa en un recipiente bien seco y cúbrela con un paño para que leve. Déjala bastante tiempo, 1 hora o 1 hora y media deberían bastar. Un truco para que las masas suban más fácilmente es evitar colocaras en lugares fríos, así que busca un rincón de casa calentito, por ejemplo, si mientras cocinas algo, coloca el recipiente cerca de los fogones (¡ojo, no demasiado, no quieres cocinarla!).
  • Cuando la masa haya subido, es el momento de calentar el horno. En primer lugar, ponlo a 50º, con el calor superior e inferior.
  • Coge la masa, que debería haber doblado su tamaño, y divídela en dos partes iguales. Estira una de ellas y colócala sobre la bandeja del horno. Es importante que pongas papel de hornear entre la bandeja y la masa para que no se pegue. Extiende el cabello de ángel sobre la masa, estira el otro trozo que tenías reservado, y cúbrela con él. Dobla y pellizca los bordes de la masa para hacer los bordes, espolvorea azúcar por encima y métela al horno.
  • Tenla en el horno unos 10 minutos para que suba un poco más. Sácála y sube la temperatura a 200º, con calor superior e inferior y, si tu horno tiene la opción, ventilador.
  • Cuando el horno esté bien caliente, vuelve a meter la torta y en unos 15 minutos, tendrás tu torta lista. Este tiempo puede variar según el horno, así que te aconsejamos que vigiles bien tu torda para ver cuándo está dorada, ¡pero no abras el horno o se escapará el calor!

Ahora, sólo queda dejar que se enfríe y disfrutar. ¡Que aproveche!

 

Planes relacionados
Comenta y comparte




Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar

Ir Arriba